Perros

Como alimentar a tu cachorro

Los cachorros precisan de comida para perros especial para ellos. Debe ser de la mejor calidad posible para que favorezca a su desarrollo. Es importante mantener un equilibrio entre lo que el cachorro debe comer y lo que es sobre alimentarlo. Todo depende de su edad, tamaño y de las orientaciones que te haya dado tu veterinario. La leche materna será su primer alimento, esta es rica en todos los nutrientes que hacen que los cachorros crezcan sanos y fuertes. Entre las 6 y las 8 semanas de edad ya están listos para destetarse, a pesar de mostrar interés por la comida a partir de las 3 o 4 semanas.

Pienso para cachorros

En el mundo de la comida para perros existe mucha diversidad, piensos secos, húmedos, senior, junior, de pescado, de carne, etcétera. Escoger el pienso para el cachorro pueden ser una tarea difícil, ya que hay una amplia oferta disponible. Debes asegurarte de que tenga los nutrientes adecuados para su desarrollo.

Existen perros muy grandes y otro muy pequeños por lo que debemos de saber que clase de cachorro es el nuestro a la hora de elegir comida para perros. Es muy importante también seguir unas pautas a la hora de alimentar al nuevo miembro de la familia, este debe contar con un espacio fijo para comer, así estará más tranquilo y no le provocará ansiedad la hora de la comida.

Un cachorro de entre 2 y 4 meses come tres veces al día, posteriormente pasa a comer 2 y se mantiene a la largo de toda la vida del can, pero si tienes dudas te recomendamos que lo consultes con tu veterinario. La cantidad de comida depende de el tamaño y la edad del cachorro. Si ves que el pequeño tiene ansiedad por la comida es recomendable establecer un horario, al igual que una de paseo.

La comida para perros se debe regular, pero es importante que agua tenga todo el día, ya que es fundamental para todos los procesos metabólicos.

No nos debemos dejar engañar, si la dieta del cachorro es equilibrada y completa no es necesario darle suplementos nutricionales, que en algunas ocasiones pueden llegar a ser incluso perjudiciales. Y tampoco debemos darle comida de la nuestra, ya que después no será de extrañar si no quiere comer la suya.

El cambio de alimentación se debe hacer poco a poco para que el cachorro no rechace el nuevo alimente o padezca vómitos o diarreas, por lo que recomendamos ir incorporándolo en pequeñas cantidades con el alimento habitual y cada día ir añadiendo más cantidad.

Generalmente elegimos la comida para perros seca, pero es recomendable crear una alimentación mixta combinando alimentos secos y húmedos  ya que tiene mayores ventajas para su salud.

No se admiten más comentarios

Tema creado por Anders Norén