Perros

¿Se puede educar a un perro adulto?

¿Acabas de obtener un perro y quieres educarlo pero piensas que es tarde? Pues la realidad es que nunca es tarde para educar a un perro.

Habitualmente tendemos a pensar que es difícil educar a un perro adulto y que lo fácil es cuando son cachorros por qué de esa forma empezamos des de cero. Aunque te parezca todo lo contrario, un perro adulto no es más difícil de educar que un cachorro simplemente hay que saber cuál es la forma más fácil para ambos para enseñarle. De hecho, puede ser incluso más fácil, ya que no tendremos que lidiar con la incontinencia y con la facilidad de distracción que tienen la mayoría de los cachorros.

Lo primero que debemos hacer es conocer un poco acerca de la raza del animal para saber de qué forma podemos interactuar con él y que sea efectivo. Como ya sabemos, existen diversas razas de perros, y cada una de esas razas tiene unas necesidades u otras. Por eso es imprescindible informarse acerca de la raza de perro que tenemos, para ofrecerle una buena vida y no tener problemas futuros.

Educar a un perro a través de refuerzos positivos

Existen muchos tipos de estrategias para educar a un perro adulto, una de las más recomendadas es a través de refuerzos positivos, es una opción muy respetuosa para el animal y además es efectiva.

Aquellos estímulos que les gusten a tu perro y con los que se sienta cómodo, son refuerzos positivos. Ya sea alimento, golosinas o caricias. Si justo después de tener un buen comportamiento recibe de forma inmediata uno de esos estímulos, habrá más posibilidades de que esa actitud la repita en otras ocasiones.  Premiarlo continuamente cuando haga sus heces donde toca, o cuando se acerque al llamarlo hará que ese comportamiento se convierta en un hábito, hasta que llegue el día en el que no tendrás que darle nada a cambio.

A la hora de enseñarle es importante que hagamos clases breves, ya que la forma de atención de los perros es limitada y no puedes pretender tenerlo atento durante una hora de aprendizaje. Es recomendable realizar sesiones cortas e ir descansando, si por lo que sea algo no sale, ya saldrá en otra ocasión pero no te estanques.

Educar a un perro adulto es fácil pero hay que tener paciencia, no podemos exigirle de buenas a primeras nada, ya que para él también es difícil la adaptación a su nuevo hogar, a las nuevas normas y a la nueva compañía. Podríamos decir que se trata de un aprendizaje bilateral, ya que el perro aprenderá todo aquello que le enseñemos pero tú como dueño también aprenderás su forma de comportarse, aquello que le gusta o no le gusta hacer, sus necesidades y sus muestras de cariño.

No se admiten más comentarios

Tema creado por Anders Norén