Mascotas

TERAPIA ASISTIDA CON ANIMALES

La terapia con animales asistida, supone un recurso innovador, el cual sirve para poder trabajar con situaciones de dependencia funcional, trastornos de conducta o alteraciones psiquiátricas.

Esta terapia y su uso es muy habitual es EE.UU. y en Europa, donde cuentan con miles de experiencias y un gran nombre de asociaciones que se dedican al adiestramiento de los animales, visitas a hospitales, residencias y domicilios, formación de voluntarios y programas de compañía.

Estos programas van dirigidos a todas aquellas personas que tienen diferentes problemas funcionales o médicos: pacientes terminales, crónicos, psiquiátricos, parapléjicos, personas con demencia, encamados, etc.

Las características que tiene el animal se adaptan al problema a tratar del paciente. Estas terapias con animales deben estar especialmente preparadas para que estos estén adiestrados correctamente para trabajar con los pacientes y en entornos especiales, y, sobre todo, comportarse de una manera adecuada delante de situaciones imprevisibles.

Los animales que son más compatibles con estas terapias asistidas son los perros y los gatos, pero sin duda, los perros son los más utilizados para estas ocasiones, por su variedad de razas, temperamento y por la facilidad de adiestramiento que tienen.

¿CÓMO FUNCIONA ESTAS TERAPIAS ASISTIDAS CON ANIMALES?

Estas terapias con animales y su finalidad con este tipo de intervenciones terapéuticas, es poder rescatar a la persona que se encuentra en un aislamiento utilizando el medio de comunicación más eficaz y básico, que es lo último que queda: el mundo de las sensaciones, la comunicación no verbal, y sobre todo los sentimientos.

Las sensaciones que desarrollamos, tanto los humanos como los animales, son una de las cosas que más tarde se pierden, por eso, representan en muchas ocasiones, el único nexo con el mundo que nos rodea a través del cual el animal de compañía tiene un gran poderos efecto ansiolítico y tranquilizante, estableciendo así, las relaciones emocionales mutuas entre los animales y las personas como respuesta a los estímulos que se perciben.

EL contacto físico que tienen mediante caricias y la percepción de calor y la textura de la piel que sienten, recobra el sentido del tacto, y jugar con este sentido, mejora la psicomotricidad y los reflejos posturales. Tener un animal y sentirlo presente, atrae a la memoria recuerdos que una vez se habían olvidado de la infancia, y eso hace que promueva las relaciones personales y la integración en el grupo.

Los beneficios que tienen estas terapias con animales y que son unas de las más comunes son:

– Beneficios físicos

– Beneficios de educación

– Beneficios psíquicos

– Beneficios sociales

Estas terapias asistidas con animales, se tienen que tener conciencia de que se debe estar supervisada por algún profesional de la salud que tendrán como función determinar un programa especifico con los objetivos que quieren alcanzar con aquella terapia.

Fuente de imagen destacada: https://www.blogdepsicologia.com/terapia-asistida-perros/

Fuentes de imágenes: https://seguros.elcorteingles.es/blog/mascotas/terapia-asistida-con-los-animales 

http://www.logopediasanchinarro.es/terapia-asistida-por-animales/

 

 

 

 

 

No se admiten más comentarios

Tema creado por Anders Norén