Mascotas

Todo lo que debes saber antes de tener una tortuga domestica

La compañía de un animal en nuestro hogar puede aportarnos muchas cosas buenas, y aunque habitualmente las personas prefiramos cuidar de gatos o perros, es cierto que hay gente que prefiere tener una tortuga domestica.

Antes de tener una tortuga domestica hay que conocer algunas cosas sobre ellas para pensar si realmente podrás ofrecerle todos aquellos cuidados que necesita. Mantener a la tortuga sana y salva es bastante fácil, de hecho se dice que es la mascota perfecta para los niños por las facilidades que ofrece, pero eso no significa que no se tengan  que tener en  cuenta ciertos cuidados específicos.

Pasos a tener en cuenta cuando tengamos una tortuga domestica

El primer paso a tener en cuenta es hablar con el dueño de la tienda o con el antiguo cuidador de la tortuga y conocer el tipo de tortuga que estamos adquiriendo, ya que según la especie, necesitará unos cuidados u otros.

Debemos tener en cuenta que la tortuga domestica necesita tener un espacio amplio donde se sienta cómoda, es por ello que debemos tener en cuenta el tamaño y el posible  crecimiento con el paso del tiempo. Además sería aconsejable tapar el acuario para que no se escape el animal. Si además se trata de una tortuga acuática, deberemos proporcionarle la profundidad suficiente para que pueda nadar.

Las tortugas necesitan la luz del sol, es por ello por lo que debemos colocar el acuario en un sitio donde dé mucha luz natural, de no poder recibir luz natural tendrás que comprar lámparas para reptiles, ya que esta luz es esencial para el animal y su salud.

Las tortugas domesticas, igual que los humanos, tienen una temperatura corporal que deben mantener para estar sanas y no ponerse enfermas. La temperatura del acuario debería rondar los 25-28ºC, además la temperatura del entorno no debería ser menor que 25ºC para no perjudicar su salud.

Para seguir en línea cuidando su buena salud, deberemos mantener una buena higiene, el agua del acuario se tendrá que cambiar regularmente o instalar un filtro que la limpie. Además este acuario sería adecuado que tuviera un área donde el animal pueda reposar para que así tome el sol o coma.

La alimentación es otro aspecto muy importante a tener en cuenta, ya que necesita una comida concreta, en las tiendas de animales venden comida especializada para los diferentes tipos de tortugas. Como recomendación, te diríamos que consultes y hables con el veterinario del animal para saber si puede alimentarse de otro tipo de alimento y también para conocer la frecuencia con la que debe ingerir el alimento.

Tener una tortuga y cuidarla es un proceso muy bonito, sobre todo si hay niños en casa, ya que es un animal muy dócil y que no da problemas mayores.

No se admiten más comentarios

Tema creado por Anders Norén